Dia de la mujer

 

Día internacional de la MUJER:

Hoy,  8 Marzo, como observadores de DDHH del mundo cárcel no podemos estar ajenos a opinar respecto a todo lo que hemos logrado saber, aprender y a darnos cuenta, mirando y escuchando respecto a qué pasa con las mujeres que rodean y viven por años al alero de las cárceles chilenas, ya sea estando privadas de libertad o siendo visitas.

Basta con ir a pararse fuera de Santiago sur, ex penitenciaría (LA PENI), para dilucidar la realidad carcelaria de este siglo que podemos asimilar a la edad del medioevo.

Enormes muros de concreto separan una realidad de otra…, cientos de mujeres de pie haciendo varias filas bajo unos 34 grados de calor (y en invierno bajo la lluvia), muchas desde la madrugada protegidas por fogatas o frazadas, a la espera de ser atendidas y revisadas por funcionarios de gendarmería de Chile, para poder ingresar aunque sea media hora para ver a su hijos, cónyuges, parejas, hermanos, nietos, sobrinos, amigos, primos, etc. La realidad es sórdida…, mientras en el interior un Alcaide que juega a ser dios en su oficina de 20 grados, afuera hay mujeres paradas exhaustas de calor y cansancio, con niños en brazos, con bebés recién nacidos, señoras, abuelas, madres, ancianas a la espera de la humillante y asquerosa revisión para ingresar al recinto penal.

Algunas mujeres no aguantan las ignominias y salen gritando fuertes improperios porque les pidieron mostrar sus partes íntimas y/o sus nalgas para poder ingresar a ver a sus seres queridos o simplemente que tienen que pujar y hacer hasta sentadillas para demostrar de todas las maneras que no llevan algo ilegal…aquella MUJER,  al alegar sus derechos se escucha : ”simple y corta… si no les gusta salgan y vayan a reclamar a donde quieran” exclama una gendarme que mira con desdén a las mujeres que tiene bajo su poder, con una rabia frustrada como si fueran sus enemigas, como si la labor es tratar que sea a tal nivel la afrenta que no quieran entrar nunca más, pero ¡ NO ! , las mujeres soportan las humillaciones, soportan ser vejadas y observadas casi en su cuerpo interior, soportan las burlas y casi con lágrimas en los ojos logran sortear cada paso, cada obstáculo y proceso de ingreso a una institución “totalmente profesional y apegada a las normas nacionales e internacionales de derechos humanos”, para poder estar con sus seres queridos, para poder darse un abrazo.

La mayoría de las mujeres logran ingresar luego de estar horas y horas en una fila…, al salir se escuchan los reclamos del trato recibido, de las humillaciones que deben pasar y soportar, pero eso no fue todo, también tuvieron que botar la mayoría de los alimentos que llevaban porque esta vez a los funcionarios se les había ocurrido cambiar la lista de productos que ingresaban, perdiendo parte de sus encomiendas que llevaban.

Reclamar o exigir un trato digno ha sido por historia meses de castigo, sin Venusterio (derecho a la intimidad con sus parejas), sin ver a sus hijos…, mejor callar bajo la lluvia el sol y el olvido del gendarme que chatea por whatsapp

Hoy…desde el observatorio social penitenciario  vayan nuestros respetos a todas las MUJERES que visitan las nauseabundas cárceles chilenas, cárceles  llenas de dolor, sufrimientos e impotencia …a las mujeres privadas de libertad que muchas de ellas están allí por luchar por los suyos, por sus familias…hoy, desde el OSP, nos llenamos de orgullo de las mujeres que por siempre han sabido luchar sus derechos y los de sus familiares privados de libertad.

OSP, OBSERVATORIO SOCIAL PENITENCIARIO.

EN MEMORIA DE TODAS LAS MUJERES QUE SUFREN LOS EMBATES DEL SISTEMA CARCELARIO CHILENO!!!

 

Articulos Relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 15 =